Cuentas pendientes

El Atlético consigue el pase a la final de la copa del Rey. El conjunto hispalense logró en el minuto 92 el empate tras un brillante encuentro en el que el Atleti utilizó su brutal ofensiva para conseguir superar la eliminatoria. Tiago se fracturó el cúbito. El Sevilla acabó con nueve en una imagen deportiva deleznable. La final se disputará en mayo contra el Real Madrid.

Los colchoneros consiguen una nueva final, y ya van seis en apenas cinco años. El conjunto de Simeone, que se había marcado dicho objetivo al inicio de la temporada, finiquitó el encuentro en la primera parte. Diego Costa, en el minuto cinco, estrenó el marcador. Le siguió Falcao en el 28 tras una contra propia de libro. Diez minutos después, Jesús Navas, con un disparo lejano acortaba distancias y conseguía un gol para el recuerdo. Tiago tuvo que ser sustituido por una fractura del cúbito de la que ya ha sido intervenido. En el tiempo añadido, y con nueve jugadores, Rakitic conseguía el empate definitivo.

El encuentro se iniciaba con la agresión de unos ultras del Sevilla a un aficionado atlético. La noche se preveía fuerte en el Pizjuán. El aspecto más bochornoso de la noche no iba a ser el único acontecimiento de estas características. El Sevilla, acabó desquiciado frente a la impotencia por la no consecución de objetivos, si más con un equipo cómo el Atlético y la rivalidad que el mismo despierta. Los de Nervión finalizaron el encuentro con nueve jugadores tras la doble amarilla a Medel y la roja directa por agresión de Kondogbia. Diego Costa, autor de un gol y partícipe de otro, recibió duras entradas a lo largo de los noventa minutos.

Cabe destacar la falta de apuros de los de Simeone, que dominaron un partido marcado por el juego continuado y las ocasiones constantes de ambos conjuntos. Si bien, el resultado favorable de la ida en el Calderón propiciaba una noche copera, que salvo milagro, se teñía de rojiblanco. Un partido bonito para los aficionados del Atlético, para disfrutar y recordar aquellos años en los que la copa no era un título devaluado.

Simeone declaró en sala de prensa la importancia de este triunfo, frente a un rival cómo el Sevilla. Respecto al rival en la final, el Real Madrid, prefirió no hablar al considerarlo una falta de respeto. El Atlético se venga así de la final del Camp Nou de 2010 en la que el Sevilla logró una victoria por dos goles a cero. La final se disputaría el 17 de mayo a las diez de la noche. Mientras, la sede se decidirá en los próximos días. Han tenido que pasar 21 años para que el Atlético de Madrid vuelva a jugar una final contra el eterno rival. El cómputo histórico le da una victoria abultada a los del Manzanares por tres a uno. 

El plantel de Simeone fue recibido como si de héroes se tratasen a su llegada a Madrid. La eliminación en Europa ha quedado olvidada tras el pase a la final. La ilusión ha vuelto a una afición que, con esta, en el último lustro habrá vivido seis finales, logrando una victoria en cuatro de ellas.

Tras catorce años sin conseguir victoria frente al Real Madrid esta es la ocasión de devolver al Atlético a su lugar correspondiente. Se trataría de un broche de oro para una temporada en la que el Atleti, hasta día de hoy, se ha mantenido de forma continuada por encima del Madrid en la clasificación.

Es momento de soñar.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s